Ronald Weinland

Ronald Weinland es el último apóstol en un largo linaje de apóstoles, comenzando con los 12 primeros, que han sido nombrados apósteles en el año 31 DC. Él es el último apóstol en la Iglesia de Dios, antes de que Cristo regrese para establecer el Reino de Dios, que gobernará sobre todas las naciones de la tierra. Él fue precedido por el Sr. Herbert W. Armstrong, quien fue apóstol en la Iglesia de Dios en los tiempos de la Iglesia de Dios Universal, hasta su muerte en enero de 1986.

Después de la muerte del Sr. Herbert W. Armstrong, el liderazgo de la Iglesia de Dios fue transferido al Sr. Joseph W. Tkach, mismo sin ser él un apóstol. En la década de 1990, en la calidad de líder de la Iglesia, este hombre comenzó a cambiar mucho de lo que el Sr. Armstrong había instruido a la Iglesia. Él también comenzó a hacer algunos sutiles cambios en las enseñanzas de la Iglesia. Y entonces, en diciembre de 1994, él comunicó a la Iglesia por medio de un sermón los cambios que él había hecho en la doctrina fundamental de la Iglesia de Dios. Más tarde fue revelado que él era el profetizado “hombre de pecado”, “el hijo de perdición”, sobre el que Pablo escribió en 2 Tesalonicenses 2. Pablo explicó que este hombre, que iba a traicionar a Jesús Cristo, tenía que ser revelado dentro de la Iglesia antes de que Cristo regresara.

Dios le reveló que este “hombre de pecado” era también el anticristo del que Juan habla específicamente en una de sus cartas, cuando dice que muchos anticristos aparecerían en medio de la Iglesia. Dios reveló quien era ese “hombre de pecado”, “el hijo de perdición”, mediante Su juicio en contra de él. Exactamente 280 días después de que ese hombre declarara que la observancia de los Sabbat de Dios ya no era necesaria para el pueblo de Dios, a la hora exacta, Dios le quitó la vida.

Ese número de días no pasó desapercibido para aquellos con quienes Dios estaba trabajando para restablecer un remanente de Su Iglesia, después de que dos tercios de las personas habían abandonado la Iglesia, y el otro tercio se había dispersado en más de 600 distintas organizaciones, como consecuencia de la profetizada Apostasía. Dios utiliza el número siete para revelar algo que es “completo”, como por ejemplo la semana de siete días, los siete Días Sagrados anuales, etcétera. Y Dios utiliza el número 40 para revelar “el juicio de Dios”. 7 veces 40 hace un total de 280 días, lo que revela el completo juicio de Dios, que fue ejecutado sobre este hijo de perdición, el hombre de pecado.

Después de la Apostasía, ese tercio de la Iglesia que se había dispersado fue protegido de Satanás durante 1.260 días, como Dios había revelado en Apocalipsis. Ese período de protección para la Iglesia dispersada terminó en el Día de Pentecostés del año 1998, cuando Dios restableció Su Iglesia, consolidándola en sólo uno de los muchos grupos que estaban dispersados. Ese pequeño grupo remanente recibió el nombre de “La Iglesia de Dios - Preparando para el Reino de Dios”. Dios no sólo ungió a Ronald Weinland como el último apóstol en Su Iglesia para el tiempo del fin, sino que también le ungió como profeta. Dios y Jesús Cristo sólo habían ungido a otro apóstol como profeta, y este fue Juan, a quien le fue encargada la tarea de escribir el libro de Apocalipsis.

Dios ha escogido a Ronald Weinland para ser el homólogo de Juan, haciendo también a él apóstol y profeta a la vez, y encargándole entre otras la tarea de revelar el significado de lo que Juan había escrito. A Juan no le fue permitido entender lo que él mismo escribió, y esto tampoco era para su tiempo. Esto era para el tiempo del fin; Dios tenía que enviar a un profeta para revelar el significado de lo que Él ordenó a Juan que escribiera. Algunas de las profecías que Juan escribió son sobre los dos testigos de Dios, que sólo serían revelados en el tiempo del fin. Dios ha elegido a Ronald Weinland y a su esposa para ser Sus dos testigos del tiempo del fin. Ellos son mencionados en Apocalipsis 11 y en el libro de Zacarías.

La mayoría de las personas que forman ese tercio de la Iglesia que se dispersó después de la Apostasía todavía está a la espera de que el Primer Sello sea abierto. Ellos no entienden que todos los Siete Sellos de Apocalipsis ya han sido abiertos, y que nosotros ya estamos en la fase final del tiempo del fin. Las Siete Trompetas del Séptimo Sello es todo lo que todavía queda por cumplirse, a nivel físico, antes de que Cristo regrese para gobernar esta tierra. La manifestación de estas trompetas comenzará con una gran tribulación física que asolará a varios lugares de esta tierra. Esto tendrá lugar entre el 8 de noviembre de 2015 y el Día de Pentecostés, el 9 de junio de 2019, que es cuando Cristo regresará a esta tierra.

A la Iglesia le fue revelado que el Día de Pentecostés del año 2012 sería el día de la venida de Cristo. Y cuando Él entonces no volvió, esperábamos que Cristo volvería en el Día de Pentecostés del año 2013. Pero durante todo ese año Dios no nos ha mostrado el “porqué” Jesús Cristo no había regresado. Y fue solamente algún tiempo después que Dios comenzó a revelar las razones por las cuales todos los acontecimientos proféticos del tiempo del fin habían sido pospuestos por exactamente siete años. Y sobre esto se puede leer en el tercer libro de Ronald Weinland, Profetiza Contra las Naciones.

De la misma manera que a Juan le fue encargada la tarea de escribir el libro de Apocalipsis mientras estaba en la prisión en la isla de Patmos, donde había sido encarcelado por el gobierno romano, a Ronald Weinland le fue encargada la tarea de escribir este tercer libro mientras él está en la prisión, después de haber sido falsamente acusado de evadir el pago de impuestos y a continuación encarcelado por el gobierno de los Estados Unidos. Este tercer libro es el cumplimiento de una profecía muy específica en el libro de Apocalipsis. En este libro Ron Weinland también revela una última advertencia de Dios a los que antes estaban en Su Iglesia y que han sido dispersados después de la Apostasía. Y aunque en este libro Ron Weinland revela las últimas advertencias de Dios a todas las naciones, a través de este libro Dios también anima ciertas naciones a aceptar Su intervención para ayudar e incluso para salvar a millones.

Desde el momento de la Apostasía hasta el regreso de Jesús Cristo en el Día de Pentecostés de 2019, se habrán cumplido 7 períodos proféticos de 1.260 días en este tiempo del fin. Este y muchos otros increíbles cálculos numéricos relacionados con la venida de Cristo también son abordados en este tercer libro, que será traducido a 9 idiomas y estará listo para su publicación y distribución a comienzos de 2016.



 


Ronald Weinland
Libros de Ronald Weinland
Blog Personal de Ronald Weinland
Top